‚Äč

.

SOLO PARA CURIOSOS
09 Noviembre 2018

Bienvenidos al primer día de trabajo!

El primer día en un trabajo nuevo no es fácil. Existe la presión de de dejar una buena impresión, de caer bien a los compañeros y de no desilusionar a los jefes; y al mismo tiempo se generan sentimientos de ansiedad, excitación, angustia y nerviosísimo que empiezan a correr por las venas.

Hacer el proceso de “onboarding” más fácil y llevadero para el nuevo empleado y para el equipo de trabajadores ya existentes no es difícil. Solo encierra ponerse en el lugar del otro y tratar de hacerlo sentir como un miembro de la familia.


El concepto de “inducción” como se conoce y se practica está mandado a recoger. Hoy en día el término “onboarding” es el más apropiado, el cual consiste en darles la bienvenida a los nuevos trabajadores de una manera diferente, abierta, espontánea y cálida.


Dentro de los nuevos parámetros a tener en cuenta se encuentra el estar preparado para el recibimiento del nuevo empleado. Esto incluye tener un escritorio u oficina dispuestos, haber realizado los accesos a los sistemas pertinentes, haber comunicado al equipo de trabajo más cercano sobre la llegada del nuevo miembro, y tener el tiempo disponible para guiar y acompañar a esta persona en sus primeras horas en la empresa.rawpixel-665392-unsplash.jpg

Un punto clave es comunicarle de manera informal la jerarquía en la organización, la misión, visión y cultura de la misma, las tareas y responsabilidades de otros empleados y supervisores, y dejar en claro qué se espera de su posición.


Es importante hacer sentir a la nueva persona a gusto en su espacio, con sus labores y con sus nuevos compañeros. Una nota de bienvenida en el escritorio, por ejemplo, recibirlo con un “kit de bienvenida” con parafernalia de la empresa, invitarlo a almorzar al medio día, o llevarlo a hacer un tour por las premisas del edificio son acciones que romperán el hielo más fácilmente y harán que su transición no sea tormentosa.


En ocasiones es ventajoso delegar a una persona o a un grupo de voluntarios a ser los “guías” del nuevo empleado por un par de días. De esta manera se genera una relación de confianza entre colegas, en la que se pueden hacer preguntas, solicitar ayuda y recibir feedback.


kevin-curtis-3308-unsplash.jpg





El objetivo fundamental es hacer sentir al nuevo empleado como parte del equipo. Una persona crucial para el desarrollo de la empresa, cuyas ideas y opiniones son escuchadas y tomadas en cuenta. Así pues vale la pena involucrarlo en todo tipo de actividades tanto profesionales como sociales. De esta manera se pretende que sea integrado en reuniones de junta, presentaciones de nuevos productos, conferencias; y al mismo tiempo en salidas con los compañeros, eventos de Team Building, y en celebraciones de cumpleaños y fechas especiales.


La clave está en pensar en cómo fue nuestro primer día de trabajo en una empresa,  reflexionar en cómo nos hubiera gustado que sea y tomar esas ideas y hacerlas realidad para el siguiente “nuevo” que se vincule a nuestro equipo de trabajo.



rawpixel-674078-unsplash.jpg



Por Pilar Rojas del Equipo de Escape Co.

 

¡Compártelo con todo el mundo!

/ACTIVIDADES Y DESTINOS/

Todos los Derechos Reservados ESCAPE 2016
Diseño y Desarrollo Somos Voodoo