‚Äč

.

SOLO PARA CURIOSOS
05 Octubre 2017

La psicología del trabajo en equipo

Desde muy pequeños nos hablan de la importancia de relacionarnos y trabajar con los demás, de cómo las cosas se facilitan cuando compartes responsabilidades. Sin embargo, nunca nos dijeron que hay una gran diferencia entre trabajar en grupo y trabajar en equipo.

Trabajar en equipo no es solo cuestión de tener una meta en común y dividir los deberes. Debemos enfocarnos en procesos humanos básicos como el conocernos, comunicarnos, coordinar actividades y generar a través de nuestras acciones, confianza.  


Como bien sabemos, la psicología es la ciencia que se encarga de estudiar los procesos tanto cognitivos, como afectivos y conductuales de los seres vivos. De esta manera, usando los principios que rigen a esta ciencia, podemos entender cómo al generar y aplicar buenas prácticas para trabajar en equipo, creamos un código de conducta que con el tiempo se transformará en el pilar del trabajo en equipo.


pexels-photo-374845.jpeg


Cuando conocemos a los demás miembros de nuestro equipo, creamos cadenas de apoyo que son fundamentales para establecer confianza. No se trata de contar los detalles personales de tu vida, es más bien dar a conocer información general como tu edad, que estudiaste, los años que llevas en la empresa, tu puesto, etc. Además, dejar que los miembros de tu equipo conozcan lo que te apasiona, lo que te disgusta o cuáles son tus expectativas a largo plazo tanto en el campo personal como en el profesional, ayuda a crear un ambiente que propicia el trabajo en equipo.


Por otro lado, la comunicación es y será uno de los factores esenciales al momento de trabajar con otros. Las claves están en ser claros cuando hablamos, escuchar la opinión de los demás y brindar la respectiva retroalimentación cuando sea necesario. No olvides que la comunicación no solo es escrita o hablada, sino que también es corporal. Entender todos aquellos gestos y actitudes que tienen los miembros de tu equipo frente a diversas situaciones, te ayudarán a mejorar esos aspectos que pueden estar interfiriendo en el logro de una comunicación efectiva.

 

Imagen2.jpg


En un equipo los roles son igual de importantes que sus miembros, y es por esto que al conocer los puntos fuertes de cada uno, lograrás potenciar sus habilidades con el fin de mejorar la productividad del equipo.


Finalmente, verás cómo al trabajar en los puntos anteriores la confianza se va dando naturalmente en tu equipo. Así, no será necesario estar pendiente de las labores que cada uno debe realizar, porque estarás completamente confiado de que todos harán su trabajo como debe ser.   


Los grupos pueden ser equipos, solo hay que saber cómo fomentar actividades que les permitan a las personas unirse y trabajar en equipo.


¡Compártelo con todo el mundo!

/ACTIVIDADES Y DESTINOS/

Todos los Derechos Reservados ESCAPE 2016
Diseño y Desarrollo Somos Voodoo