‚Äč

.

SOLO PARA CURIOSOS
08 Agosto 2017

Cambia tus decisiones, tu vida cambia, no hay día de suerte.

Todos los días te despiertas, apagas la alarma, te levantas. Desde que abres tus ojos sabes que es otro día normal,

Todos los días te despiertas, apagas la alarma, te levantas. Desde que abres tus ojos sabes que es otro día normal, que tienes 15 minutos para bañarte, 20 para vestirte, 10 para desayunar, 45 minutos para llegar a tu destino… Y un día cualquiera te encuentras con un accidente en medio de la calle que te retrasa una hora. Una hora que tendrás que reponer la noche en que planeabas ir al cine, te llenas de ira, comienzas a trabajar sin mucho ánimo, cuando regresas a casa no quieres nada. Entonces te vas directamente a la habitación a dormir y esperas que el siguiente sea un mejor día.

 

Estadísticamente somos muy propensos a ser agredidos por un jefe, por un compañero de estudio o trabajo, por un vecino, por las personas con las que convivimos día a día. Estamos encerrados en nuestro mundo y no podemos convivir con los demás, constantemente sentimos miedo, rabia, celos, envidia, cualquier cambio en nuestra agenda nos llena de ira. Necesitamos tener el orden de cada día, todo bajo control, saber cómo lo llevaremos a cabo, sin novedad alguna para no sentirnos perdidos, agobiados o sin rumbo.

 

Vivir así no es una novedad, la mayoría lo hace. Pero la mejor manera de dejar atrás tantas adversidades es aventurarnos en nuevas hazañas, viajar, escalar una montaña, correr por un sendero natural escuchando el canto de los animales alrededor, conectarnos con la naturaleza, sentir que somos capaces de volar. La vida no será perfecta, está llena de obstáculos de los cuales debemos aprender, pero no podemos quedarnos en ellos para siempre, es perjudicial para nuestra salud física y mental. Olvidemos los problemas por una semana, por un día o al menos por una hora, pero comencemos ahora.

 

¡Compártelo con todo el mundo!

/ACTIVIDADES Y DESTINOS/

Todos los Derechos Reservados ESCAPE 2016
Diseño y Desarrollo Somos Voodoo